27

AGO

La banda regrabó su primer trabajo, ‘Haciendo cosas raras’


Publicada: 27-08-2018

La Aplanadora del rock lo cuenta en primera persona



Divididos lanza "Haciendo Cosas Raras" versión2018 , el disco que para Mollo y Arnedo significa una revancha dado que en su momento estuvo marcado por la muerte de Luca Prodan en diciembre del ’87.

 

Correr las canciones del duelo. Ese parece ser el mensaje fundacional de “Haciendo Cosas Raras”, la regrabación de “40 dibujos ahí en el piso”, el primer y mítico álbum de Divididos, que ahora encuentra nueva vitalidad y le corre el velo al origen de la banda.

A 30 años de refundarse como músicos, de poner telas en la antigua sala de Sumo para que no pareciera tan grande y de tratar de exhumar el dolor por la muerte de Luca Prodan, Ricardo Mollo y Diego Arnedo siguen juntos haciendo la más maravillosa música.

 

“El primer disco está impregnado de todo ese dolor, pero acá están rescatadas las canciones”, cuenta Mollo minutos antes de la escucha para fanáticos –simultánea en nueve provincias- y Salta fue de la partida. En el bar Cosa e Mandinga del Paseo de Los Poetas, la prensa y algunos fanáticos se dieron cita para escuchar.

 

“Empezamos con Ricardo a hacer algo porque necesitábamos salir de ese momento terrible que fue la muerte de Luca y la pérdida de Sumo”, agrega Arnedo, con tono reflexivo, y sigue: “Todo lo que sea recordar ese momento es recordar cómo fue el entusiasmo para poder seguir”.

 

Guitarrista y bajista se encontraron devastados en una sala de ensayo con el único espíritu de lograr sanar mediante la música, de continuar el camino que habían emprendido juntos una década atrás. Estaban ellos dos solos y una batería electrónica. Bajo ese dolor nacieron las canciones de su álbum debut, que grabarían en 1988 junto al baterista Gustavo Collado.

 

Tres décadas después, habiéndose convertido en una aplanadora artística, tomaron la decisión de darle mayor justicia a aquellas canciones con el galope de Catriel Ciavarella, miembro desde 2004. “Fue difícil moverme de la estructura de las canciones porque lo escuché mucho y para mi está bien así”, recalca el baterista, cuyo trabajo a lo largo de las 11 canciones que componen el disco es monumental. Una pared de sonido que por momentos abruma.



« Volver




La estación FM © 2018 - Todos los derechos reservados
Powered by Bigarmedia